dilluns, 28 de maig de 2007

V de Vivienda: defensores de un derecho constitucional

Jóvenes con un futuro incierto, adultos que no llegan a fin de mes debido a los altos precios de las hipoteca o que sufren mobbing, personas mayores que no tienen suficiente dinero para pagar el alquiler... todo tipo de personas forman parte de V de Vivienda, una asamblea popular que lucha por el acceso, ya sea de propiedad o de alquiler, a una vivienda digna. En Barcelona, sus actos y reivindicaciones han ido ganando día a día una mayor repercusión en los medios de comunicación debido a que cada vez más personas se han unido a luchar por la misma causa. Esto puede ser debido a que actualmente, según las encuestas oficiales del Gobierno, el principal problema de los catalanes es la vivienda.
Todo comenzó cuando grupos de personas de diversos colectivos empezaron a hacer sentadas en Plaza Cataluña defendiendo una vivienda digna y posicionándose en contra de la especulación. Poco después estas personas comenzaron a reunirse los sábados en la Plaça Reial, lugar donde fue ideada una manifestación el 2 de Junio de 2006 que aunque tuvo poco éxito, fue una gran motivación. Aquellas personas que se reunían semanalmente en la plaza, decidieron buscar un lugar donde poder coordinar sus actos. Se trataba de un local situado en la calle Magdalenas de Barcelona que dicha Asamblea consideró como una muestra de espacio vacío sobre el cual se estaba especulando. Desde entonces, cada miércoles empezaron a hacerse asambleas en las que actualmente se reúnen algunas de las personas que forman parte de V de Vivienda. Dicha asociación comenzó a ser un grupo organizado en comisiones tales como difusión, prensa, logística, Internet... Estas comisiones de trabajo se reúnen desde entonces a lo largo de la semana para el miércoles poder poner en común con el resto de compañeros el trabajo realizado.

Las Asambleas V de Vivienda

A día de hoy, dichas asambleas comienzan tras apuntarse en una pizarra los temas que serán tratados en las horas siguientes, una vez hecho esto, cada uno de ellos pide el turno de palabra. Mientras las personas hablan de los diversos temas, hay un encargado de redactar el acta que posteriormente es publicado en el foro de la Asamblea para que las personas que no puedan asistir sepan lo acordado en la reunión. Los temas tratados se dividen en pasado, presente y futuro. Al inicio de la asamblea, se analizan los actos y acciones acontecidas durante la semana anterior dando así la oportunidad de ser mejorados en próximas ocasiones o de saber la opinión del resto del grupo por si hay algo que pueda perfeccionarse en un futuro. Por ejemplo, los encargados de hacer un manifiesto creado para ser leído en una sentada, manifestación o cacerolada, explican al resto cómo fue redactado y piden opiniones. Algunas personas pueden expresar si están en desacuerdo con algo y otras simplemente pueden felicitar el trabajo realizado. Una vez terminado este primer punto de debate, suele hablarse de los nuevos objetivos, por ejemplo, la organización de una próxima sentada. De nuevo en este momento todo el mundo da su opinión y aporta ideas por tal de conseguir que todo funcione de la mejor manera posible. Por ejemplo, si algunos proponen repartir los grupos de personas que irán a la sentada en diferentes zonas de Barcelona por tal de no tener problemas con la policía, otros argumentan que lo mejor sería ir juntos para poder tener una mayor repercusión. Después de las diferentes opiniones, se llega a una conclusión elaborada entre todos. A menudo se hacen votaciones con la intención de llegar a un acuerdo e incluso las personas que acuden por primera vez a la asamblea, tienen derecho a voto. Finalmente se da lugar a un apartado denominado “breves” en el que cada uno puede aportar nuevas ideas para proyectos de futuro que no requieren un desarrollo expreso, o comentar algo relevante publicado en la prensa. En general, se trata de reuniones en las que cada uno puede expresar libremente su opinión sobre cualquier tema. Al haber tanta diversidad de personas y al estar todos tan involucrados con la causa, en algunas ocasiones se producen acaloradas discusiones pero siempre con un gran respeto entre ellos.

Las manifestaciones V de Vivienda

V de Vivienda empezó a ser conocida gracias a la coordinación de este grupo de personas que, junto con otros colectivos como Plataforma por Una Vivienda Digna, organizaron la manifestación del 30 de septiembre de 2006. Más de 10.000 personas, según V de Vivienda, recorrieron el centro de Barcelona con grandes pancartas con lemas como “no vas a tener casa en la puta vida”, frase que actualmente puede encontrarse en pegatinas situadas en varios lugares del mobiliario urbano y que sin duda la contundencia de la misma ha contribuido a la difusión del mensaje. A partir de entonces, un gran número de personas se apuntó a defender el artículo 47 de la Constitución, en el que se afirma que “todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada. Los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación. La comunidad participará en las plusvalías que genere la acción urbanística de los entes públicos. ”
Otro de los actos que más repercusión ha tenido fue la manifestación a la que se sumó V de Vivienda el 23 de diciembre de 2006. Surgió a raíz de un e-mail anónimo que tuvo mucha difusión a nivel nacional. Esta manifestación, siempre según los datos ofrecidos por V de Vivienda, consiguió que unas 25.000 personas salieran a las calles de Barcelona por tal de exigir que se haga efectivo el derecho a la vivienda.
La última manifestación a la que se sumó V de Vivienda de nuevo surgió a través de un e-mail anónimo. El 24 de marzo de este mismo año unas 20.000 personas salieron a la calle para hacerse partícipes de la protesta. A raíz de estas manifestaciones, los medios de comunicación empezaron a hablar a menudo de la Asamblea V de Vivienda y a interesarse por sus protagonistas.

El héroe Supervivienda

Aprovechando esta situación, V de Vivienda ha creado un personaje llamado SuperVivienda que, según la misma asociación dice “somos todas las personas que no queremos hipotecas a 50 ni a 40 ni a 30 años, todas aquellas que no queremos alquileres a precios y condiciones indecentes, que no queremos especulación con la vivienda, que no queremos vivir en pisos patera, ni en pisos sin ventilación ni ventanas. SuperVivienda somos las personas que sabemos que todo esto puede cambiar y se ha de cambiar, que exigimos responsabilidades, que reivindicamos un derecho saliendo a la calle. SuperVivienda es toda aquella persona que tiene conciencia social y conciencia de lo que han de ser los barrios. SuperVivienda es todo el que sufre la violencia inmobiliaria y urbanística. SuperVivienda es todo el que tenga ganas de luchar para hacerse oír y para gritar que los derechos no se sortean ni se mendigan, sino que se conquistan.” En definitiva, se trata de cualquier persona que quiera o forme parte de V de Vivienda, disfrazada como si fuera un héroe. De esta forma han conseguido aparecer frecuentemente en numerosos medios de comunicación.
Su primera aparición fue en una simulada rueda de prensa -hecha por los de V de Vivienda- en la Plaza San Jaume. SuperVivienda. Además de presentarse y explicar los motivos por los cuales había sido “llamado” -evitar un uso electoralista del derecho a la vivienda- explicó que si los ciudadanos enviaban fotografías de viviendas desocupadas entrarían en un concurso -llamado 1,2,3, especula otra vez- cuyo premio sería un ordenador. Esta forma de protesta proviene de que, según estimaciones basadas en el censo de la vivienda de 2001, se calcula que en Barcelona hay alrededor de 70.000 pisos vacíos; unos 300.000 en toda la provincia. Además, según un estudio reciente de la Universitad de Barcelona, en los últimos dos años se han construido unos 500.000 pisos nuevos en todo el Estado que no encuentran compradores ni personas que los alquilen. La principal denuncia de SuperVivienda, pues, se centra en que no se pueden resolver los problemas de la vivienda con la incorporación de más pisos de protección oficial (VPO) con precios abusivos, sino que ya hay suficientes pisos para todos pero también a precios inaccesibles para gran parte de la sociedad.
Las siguientes apariciones de SuperVivienda han coincidido con los actos de los candidatos al Ayuntamiento de Barcelona. Jordi Hereu, Xavier Trias, Jordi Portabella e Imma Mayol no han podido librarse de su presencia. Además de ir disfrazado, SuperVivienda llevaba dos carteles que decían: L'habitatge de protecció no és la solució" y "L'habitatge fora del mercat, com l'educació i la sanitat". Cuando acababa sus discursos de protesta, decía que si las personas querían involucrarse, debían acudir a la cacerolada convocada el sábado 26 de mayo a las 22h en la Plaça Sant Jaume de Barcelona.

Más datos de V de Vivienda

V de Vivienda, además de intentar hacer público en la medida de lo posible sus intenciones, también acude a aquellos lugares donde son invitados. Frecuentemente les llaman asociaciones de vecinos por tal de informarles de lo que ocurre en sus comunidades y pedirles consejo. Se están convirtiendo, pues, es un lugar de referencia para aquellas personas que desconocen sus derechos en el tema de la vivienda.