dijous, 25 de febrer de 2010

Más de lo mismo

Inconscientemente, cada mediodía al llegar a casa pongo el canal 8tv y me encuentro con Alfons Arús i toda su trupe. No es fácil ver algo bueno en televisión a estas horas y con esto no quiero decir que Arucitys sea un programa bueno, pero resulta entretenido y variado. Variado porque consta de diversas secciones diarias como La Teletulia, donde me entero de todo lo que han dado el día anterior por televisión, lo más visto y lo mas anecdótico. Así se quienes han sido los últimos en tirarse de los pelos en Gran Hermano o el argumento cada vez mas ilógico de El Internado. Realmente no es que me entere demasiado, porque ni veo Gran Hermano ni la serie, pero al menos me río con los comentarios de los colaboradores, ya que hablan como si se encontraran en el salón de su casa. Quizás por este ambiente me siento como si yo también estuviera allí sentada hablando de lo primero que se me ocurre. Otra sección es la de La Cortelera, que como bien indica el nombre, habla del corazón, es decir de cotilleos de última hora. No seré como otros que dicen que no les interesa saber que es lo que sucede. Vale que no lo busco, pero oye, si me lo explican, yo encantada de saberlo, total, al cabo de dos días ya ni me acordare de que fulanito esta con la novia de benganito. Hay otras secciones, pero sin duda, la más interesante para mi, como publico que soy, es cuando Alfons lee algunas cartas de los espectadores y resuelve las dudas así como cuando el programa pone la sección de Frases Lapidarias, una especie de zapping televisivo al estilo APM?
Tiene su gracia que los colaboradores de este espacio critiquen programas de otras cadenas de televisión, cuando en el fondo su programación, casi en su totalidad, tan solo se nutre de lo que ocurre en ellos.
Resulta contradictorio y curioso ver como a veces hacemos lo que criticamos. Lo cierto es que en la televisión actual hacen falta programas con más contenido y por decirlo de alguna manera “más correctos” y educativos. Aun así, aunque Arucitys no sea puro periodismo e información, seguiré dándole espacio en mi televisor inconscientemente cada mediodía.