dimarts, 27 de febrer de 2007

Camarero, una caña por favor!


España es un país que si destaca por una cosa, es por la gran cantidad de bares que existen en todas sus ciudades.
La cultura de bares que hay en nuestro país es muy importante y llama muchísimo la atención de todo aquel turista que decide conocer algún punto de España.
Ciudades como Madrid, Málaga o Sevilla nos sirven de ejemplo para explicar lo que yo denomino como “cultura del tapeo”. Si entramos en algún bar de una de estas ciudades y pedimos una caña veremos que siempre nos lo servirán acompañado de alguna de las mil y una tapas que sirven en el local. Esto normalmente gusta al cliente y más si no está acostumbrado a ello. Este puede ser el caso de los turistas extranjeros que deciden conocer alguna de estas ciudades y de los no-extranjeros. Este último sería mi caso pues, como buen catalán que soy, tengo la desgracia de no conocer este tipo de cultura que me deja fascinado cada vez que tengo la suerte de moverme por España y sumergirme en ella.
En Cataluña es impensable la “cultura del tapeo”. Aquí si quieres tomarte una caña y una tapa, no dudes en que tendrás que pagar ambas cosas.
Uno de los motivos de los que más se quejan los propietarios de los bares barceloneses, es del bajón de afluencia de público que ha sufrido el sector en los últimos años. Pero es normal ya que la única cosa que ha cambiado desde la llegada del euro ha sido el incremento de los precios con el “redondeo”. Antes un café costaba 100 pesetas y con la llegada del euro ha pasado a costar 1 euro es decir, 68 pesetas mas de le que solía costar.
Entonces yo me pregunto: “¿Por qué no se intenta imponer la cultura del tapeo?”
Estoy convencido que si se le diera algo mas al cliente, este respondería positivamente acudiendo mas a menudo a este tipos de establecimientos.
En definitiva, me considero un fanático de lo que yo llamo “cultura del tapeo” y espero que algún día de estos alguien se decida a abrir un local de estas características pues estoy segurísimo que funcionaría a la perfección.
El comer es uno de los grandes placeres de la vida.

2 comentaris:

Anònim ha dit...

totalmente de acuerdo, en Andalucia sobre todo,el tapeo es la leche

pep ha dit...

i si en comptes d'intentar importar una cultura d'un altre país, el que fem és mirar com és la societat catalana per a resoldre els problemes d'aquí?
El problema que exposes no és degut a l'arrodoniment per l'euro, sinó més aviat a la falta de qualitat d'alguns d'aquestes establiments. A BCN els bars dedicats al turisme són de qualitat i molt cars, i els dedicats a la gent d'aquí, són, en general, de poca qualitat. Potser caldria augmentar-ne la qualitat, la neteja, especialitzar-se, etc...