dimecres, 12 de març de 2008

Sin "el plus" de la información no hay periodismo

 Con unos quince minutos de retraso empezó la conferencia presidida por Francesc Valls (subdirector de El País),  por Sebastià Serrano (director adjunto de El Periódico) y por Joan F. Domene (director adjunto de 20 minutos) en el Col-legi de Periodistes de Catalunya. El cuarto invitado, el subdirector de La Vanguardia, Josep Alberola no pudo asistir debido a un "problema personal", según el moderador de la conferencia. El tema principal sobre el que giraba el diálogo era "el futuro de la prensa escrita"; un título que según los periodistas no se ajustaba del todo al tema del que iban a hablar. Justificaron la afirmación aludiendo a que si supiesen cuál es el futuro de la prensa escrita no se encontrarían sentados dando una conferencia en la que el problema que se discute es la incertidumbre de la prensa escrita.
  Tras la presentación que el moderador hizo de los invitados, uno por uno dieron su respectiva visión del periodismo escrito. Los tres coincidieron en que la situación actual del mercado de la información es muy compleja: no sólo conviven prensa de pago y prensa gratuita, sino que también conviven la televisión, la radio e Internet con éstas.
  El subdirector de El País aseguró que los periódicos de pago seguirán existiendo pese a las nuevas formas de comunicación puesto que el papel fundamental de la prensa escrita es la de ir más allá de la pura información. La prensa escrita es la encargada de dar "el plus" a la información. Francesc Valls dio como ejemplo los teléfonos móviles: ve imposible que esta tecnología sea capaz de informar más allá del simple hecho. 
  El director adjunto de El Periódico asintió, y dijo que "el plus" significaba periodismo de investigación. Ir más allá del hecho, es decir, ir más lejos del dato objetivo implica la interpretación del periodista; "el periodista ha de contextualitzar i interpretar els fets que reb per així donar una informació més completa i competent".
  El éxito que está teniendo Internet como vía de información también se comentó. De hecho el que más tiempo le dedicó fue el director adjunto del periódico gratuito 20 minutos, Joan F. Domene. Insistió en que el éxito de Internet se debe, principalmente, al hecho de que hace un periodismo personalizado en el que se explica lo que los lectores quieren leer. La interacción que permite Internet también es una de las razones de su auge. Fue en este aspecto en el que todos coincidieron más: la prensa escrita tiene que hacer un periodismo más a medida del lector.
  Las discrepancias vinieron a la hora de hablar de política lo que le dio a la conferencia un ritmo más rápido. El director adjunto de 20 minutos, Joan F. Domene, no estaba de acuerdo en que la mayoría de los periódicos de pago aparentaran objetividad cuando en realidad tienen una línea política muy definida. Los dos otros invitados replicaron en que no ven mal el hecho de decir explícitamente a quién se debe votar.
  Finalmente, tras un turno breve de preguntas que se centraban en si el periodismo escrito de hoy sigue siendo creíble o en si sigue siendo rentable, los representantes de los periódicos concluyeron en que el periodismo sigue siendo rentable.  Y lo más importante: el periodismo no está en crisis puesto que ven imposible que las nuevas tecnologías puedan llegar a suplantarlo, pero sí ven la necesidad de un cambio.