dijous, 19 de març de 2009

¿Y quién no quiere ser huertamaro ahora?

Hoy en la Facultat de Comunicació Blanquerna ha tenido lugar un acto de homenaje al profesor, periodista y escritor Josep Maria Huertas Claveria. En esta mismo evento, también se ha presentado el libro que la facultad ha editado sobre el profesor.
Los invitados han sido: Susana Pérez, galardonada con la primera Beca Huertas Claveria, Eugeni Madueño, profesor de la FCB y miembro del jurado del Premio Huertas Claveria, Josep Carles Rius, decano del Colegio de Periodistas y Miquel Tresserras, decano de la FCB.
Sunsana Pérez hace las pertinentes presentaciones y, a partir de este momento cada uno de los invitados se deshace en elogios hacia Josep Maria Huertas Claveria. En la sala reina un silencio sepulcral, solo interrumpido por el ruido de algunos flashes, mientras Eugeni Madueño remarca que el periodismo de Huertas es el del futuro. Además, añade que el tipo de periodismo que hacía Huertas era comprometido con las personas, por eso, no todo fue un camino de rosas para él. En el aula todo el público permanece muy atento, al igual que los invitados presentes en la tribuna. El segundo en tomar la palabra es el Decano del Colegio de Periodistas, que se dirige de una forma un poco más directa al público. Además, se hace cercano a los asistentes intentado explicar el periodismo de Huertas con ejemplos actuales (menciona los incidentes universitarios de estos días, la crisis…) y el público lo agradece mostrando un gran interés perceptible por el silencio que continua habiendo en el aula. No se puede obviar que el señor Rius cuando alaba la obra de Huertas, lo hace desde un punto más periodístico que no docente.
Por último, habla el decano de la FCB, que visiblemente emocionado, loa la labor periodística de Huertas, no obstante, prefiere centrarse en la etapa de éste como profesor y parece que inevitablemente se pasa a la faceta de lo personal. Dice de él que era honrado porque mostraba sus preferencias, independiente, fuerte para dar voz a los débiles… También insiste, como el resto de los invitados, en que el periodismo de Josep Maria Huertas Claveria es el del futuro y la crisis que se está viviendo debería ser una oportunidad para practicarlo.
Para terminar con el homenaje, entre un caluroso aplauso del público, la viuda del maestro recibe un ejemplar del libro de manos del decano de la facultad. Después dedica una palabras de agradecimiento y se reafirma en lo que han dicho los invitados.
La gente se levanta, y da la sensación de que todo el mundo sale del aula queriendo ser un huertamaro.