dimarts, 5 de maig de 2009

Obama es el líder mediático por excelencia


El pasado miércoles 29 de abril del 2009 el presidente de los EEUU, Barack Obama, cumplió cien días en el cargo. Como es habitual los medios de comunicación llevan a cabo un análisis de las decisiones, medidas, acciones… que ha tomado el nuevo gobierno desde su nombramiento. No obstante, en este caso yo me preguntaba si es que se podía analizar todavía un poco más la actuación de Obama. La respuesta es que sí y esto me lleva a afirmar lo más evidente: Obama es el líder mediático por excelencia.
Cuando se empieza a leer el periódico y ya se han pasado tres páginas sin ver escrito el nombre de Obama, uno se extraña porque parece que el líder estadounidense ha de aparecer sí o sí en la prensa escrita (puede que en la radio y la televisión un poco menos). Con esto no quiero quitar ningún mérito al líder estadounidense porque sí que es verdad que, durante el poco tiempo que lleva al frente de los EEUU ha tomado decisiones importantes tales como: el cierre de la prisión de Guantánamo, el fin gradual de la guerra en Irak, el inicio de nuevas relaciones con Sudamérica, la aprobación de un plan para combatir la crisis económica… pero, ¿qué me dicen de sus explicaciones acerca de cuál va a ser su mascota? Para los que no saben de qué hablo lo explicaré brevemente. Resulta que cuando Obama ganó las elecciones, éste prometió a sus hijas que les regalaría un perro. La única condición que ponía el presidente es que debía ser hipoalergénico dado que una de sus retoñas es alérgica a este tipo de animales. Bien, pues a partir del momento en que el líder norteamericano pronunciara estas palabras, en EEUU se creó un debate social en la red en el que se discutía cuál debía ser la raza del nuevo inquilino de la Casa Blanca. Con el perro ya en casa, la familia Obama hizo una presentación oficial. En mi opinión, todo este asunto no deja de ser un signo más de lo que ya muchos han bautizado con el nombre de “huracán Obama”. Otro síntoma de este fenómeno sobrenatural es la nueva campaña del PSOE para la elecciones europeas. Se utiliza la imagen del presidente de los EEUU en un spot para atraer al público. El anuncio consiste en la aparición de imágenes de la noche electoral de Chicago, cuando se conoció el triunfo de Obama y prácticamente toda la sociedad salió a las calles para celebrarlo. El vídeo finaliza cuando aparece el que será el lema de la precampaña socialista: “Ahora el partido se juega en Europa. Aquel día no pudiste votar. Pero ahora sí” http://www.youtube.com/watch?v=oCeSiqz-y7k. Esto hace referencia al deseo que expresaron muchos europeos de haber querido votar a Obama. Esto no es de extrañar si tenemos en cuenta que la cobertura de sus actuaciones tienen en la mayoría de ocasiones un carácter positivo en los medios de comunicación porque, en mi opinión sus recursos narrativos delante de las cámaras de televisión hacen que lo observe todo el mundo, y este mundo que lo observa hace un guiño al Obama mediático reconociéndolo como un líder carismático que nos convence de que tiene una misión especial en este mundo.
Lo de ser el personaje más mediático le viene a Obama desde la precampaña cuando estaba compitiendo contra Hillary Clinton en las primarias. Cuando por fin logró ganarlas no descansamos de ver ni un solo día al, ahora presidente de los EEUU Barack Obama en su lucha contra el candidato republicano Jhon Mc Cain. Después vino su victoria. Se convirtió en el primer presidente afroamericano de los EEUU y eso hizo que desayunáramos, comiéramos, merendáramos y cenáramos con Obama. Y ahora parece que la excusa para hablar de él son sus primeros 100 días como presidente de los EEUU. En definitiva, tenemos Obama para rato.